10.6.15

EL COLOR EN LA IMAGEN COMERCIAL POR VAL BRIZ

Cuando necesitamos comunicar un mensaje visualmente su impacto colorimétrico es la primer cualidad que nos arrebata, e inconscientemente calificamos a través de su carácter y simbolismo. Cuanto entonces lo deberíamos tener en cuenta a la hora de comercializar o transmitir un mensaje.
La “correcta” elección de tonalidades es un factor que debemos desarrollar para lograr vender ya que los usuarios crean una opinión y juzgan lo que le presentamos en menos de 90 segundos. Para un Publicista, un Licenciado en Marketing (los dos grandes EmprenLovers) o nosotros los Asesores de Imagen y Creadores de contenido, la cromoterapia es imprescindible. 




Tengamos en cuenta, que más de la mitad de los usuarios crean sus valoraciones en base al color. Sabemos que las publicidades gráficas en colores son muchísimo más leídas que las blanco y negro y además, en el 80% de los casos, las gamas características que escojamos van así a aportar de Identidad e Impronta a la Marca mediante el reconocimiento (futura referencia visual).


A la hora de diseñar apuntamos y proponemos diversos valores que deseamos transferir; como pueden ser seriedad, juventud, frescura, distinción; por lo que se encuentran numerosas maneras de enfocar el tono en un proyecto según sus múltiples connotaciones. Desde ya, si se desea asociar los valores de delicadeza o elegancia por ejemplo, se puede arriesgar un tratamiento monocromo o apuntar a una base de grises o matices más apagados. Por otro lado, cuando escogemos colores opuestos revelamos otro vínculo debido al gran contraste. 

Los matices, si se estudian bien, obtienen siempre una impresión efectiva y concordante con la que precisamos. Para este estudio no nos olvidemos del inmejorable y absoluto círculo cromático (por otro lado, pueden tener en cuenta un genial programa llamado Color Wheel Pro, el cual colabora generando vistas previas de armonía de color en formato de Flash).



“Coloreando” fino...el negro y el blanco realzan la percepción de los colores del resto de la composición, por ende un truco interesante es concebir una imagen en tonos matizados y acudir a unos toques de colores intensos, lo que proporciona una impetuosidad mayor.

Adicionalmente, les brindo una potencial guía de las implicaciones que genera cada color en los distintos campos del negocio. 

El rojo, destacable por excelencia, se suele escoger para el deporte, industria textil y la política ya que dinamiza a quien lo usa y anuncia cierta audacia. 
Luego, tenemos el rosado, icono de la femineidad, es ideal para el planeta de los cosméticos, la moda, y la indumentaria infantil. El gran violeta (mi predilecto sin duda) aporta misterio, sabiduría, cierta “realeza”, magia; y es ideal para los productos infantiles y marcas de entretenimiento. 
Los marrones y ocres infunden amabilidad y seguridad, y seguramente son más utilizados por mueblerías y concesionarias.
El naranja por su cuenta notifica una energía absoluta, es suave pero al mismo tiempo aporta alegría y creatividad; por lo que se lo recomienda quizás para el campo de la construcción y los productos alimenticios. 
El amarillo, jovial como él solo es escogido para señalizar y en el mundo de la comunicación ya que es el primero que nuestro cerebro registra.
El verde, ni tan cálido ni tan frío, se asesora para todo lo relacionado al medioambiente, la salud y la higiene. Es el color del desarrollo, proyecta cierta confianza y brinda relajación.
El azul es el más frío de los mencionados (inspirativo por sí solo) se asocia generalmente con la imagen masculina, y se recomienda para servicios financieros, informáticos, instituciones bancarias y limpieza. Con respecto a decoración corporativa se lo tiene en cuenta para ambientes de relajación y estudio.
Finalmente, el negro. Elegante en toda su magnitud simbolizando el lujo como ningún otro. Se lo elige para productos gourmet, productos de exclusividad, y compañías-avisos de seguridad.



Efectivamente, no hay duda que la apreciación de los colores es algo extremadamente subjetivo (no así tanto el efecto que genera en nuestro cuerpo, de acuerdo a la irrupción energética). Pero si ciertamente desarrollamos nuestra sensibilidad y reparamos en que definen verdaderamente una actitud con la que anhelamos que nuestro negocio sea asociado, podemos llegar a ponderar el magnífico poder de estos ambiciosos imprescindibles.

MiniBio:

Val Briz. 31 años. Formada en Fotografía, Asesoramiento de Imagen y Cromoterapia. Profesora de inglés, Personal shopper y Creadora de contenido creativo en Multimedia. Estudió además, Periodismo de moda, Maquillaje para fotografía y Colorimetría en Marketing personal, entre otros.

CONTACTO


Artículo anterior (Tips fotográficos para Emprendedores): www.emprenlove.blogspot.com.ar/2015/05/tips-fotografiar-tus-productos.html
© EMPRENLOVE - Marketing y comunicación para emprendedores. Maira Gall.