9.3.16

BOOTSTRAPPING, CÓMO EMPRENDER SIN RECURSOS

¿Creés que es imposible emprender con pocos recursos? Te presentamos al Bootstrapping, la nueva tendencia en el mundo emprendedor.

¿Qué es esto de bootstrapping? Consiste en crear tu propio negocio con los recursos de los que disponés (ahorros) y mantenerlo con lo que vayas facturando. Esta técnica es cada vez más utilizada por personas que no quieren recurrir a un prestamo, o depender de terceros como un inversor, conservando de esta manera su independencia. Al no haber una gran inversión, el riesgo para el emprendedor es menor, siendo esta una buena opción para aquellos que quieren comenzar su negocio desde cero.


En su artículo "El arte del bootstrapping" Guy Kawasaki cuenta que el origen de la palabra "...viene de una leyenda germánica del Barón Münchhausen, que explica que consiguió salir él solo fuera del mar tirando de sus “boostraps” (cordones de bota)".

Aunque este término sea relativamente nuevo, podés ver cientos de ejemplos en muchas empresas como Apple, Amazon, Google, Microsoft, entre otras, que comenzaron su negocio en el garaje de su casa y con los medios que tenían a su alcance, sin realizar una gran inversión. 

Hoy en día con internet a nuestra disposición, redes sociales, webs y blogs, plataformas de e-commerce, todo esto es mucho más fácil, ya que contamos con muchas más oportunidades para llegar a nuestro público objetivo. Herramientas como Google Adwords y Facebook Ads, además nos permiten hacer campañas que lleguen exactamente a las personas a las que queremos llegar ¿Qué más podemos pedir?.

Quizás este tipo de empresas crezcan lentamente, lo importante es que si toda va bien, lo harán continuamente. 

Las claves del bootstrapping:

- Efócate en los clientes: De ellos depende el futuro de tu empresa, por eso, lo más importantes es que tengas bien en claro quienes son, cual es el perfil de tu público objetivo (sexo, edad, NSE, intereses, etc) para crear un producto/servicio que satisfaga sus necesidades. Luego fidelizalos, esto quiere decir que los conviertas en clientes fieles, que vuelvan a comprarte y que además te recomienden, esto podés lograrlo otorgándoles beneficios como descuentos, promociones o regalos.

- Se creativo: Cuando los recursos son escasos, debés recurrir a la creatividad, ya sea para resolver el packaging del producto sin gastar dinero, o los problemas que se presenten.

- Re-invertí: Las ganancias que vayas consiguiendo, serán las que ayudarán a hacer crecer tu emprendimiento, por eso es importante que las re inviertas para mejorar tu producto o servicio y de esta manera seguir en juego.

 Así, que no tenés excusas para emprender. Sólo es necesario un poco de ingenio :)
© EMPRENLOVE - Marketing y comunicación para emprendedores. Maira Gall.